Solo cuando te amas a ti mismo de verdad puedes encontrar a otro para compartir tu vida en armonía.

Amarse a sí mismo es el más alto acto de generosidad hacia los demás seres que te rodean. Cuando alguien se ama da lo mejor, llega un momento en que desborda de alegría, paz, y todas sus virtudes se contagian a su alrededor.

Quien se Ama a sí mismo no alberga enfermedades, el Amor hacia sí mismo libera, sana, cura las heridas del pasado.

Quien se ama a sí mismo, colabora con el Planeta porque eleva permanentemente su vibración, en resonancia con el proceso de ascensión.

Amarse a sí mismo es una estupenda forma de sanación tanto del cuerpo físico, como mental y emocional.

Compartiré contigo durante un mes un método paso a paso para lograr estar bien con uno mismo, elevar la autoestima y dar brillo a todas sus virtudes desde el verdadero amor hacia sí mismo.

Te espero.